¿Ganancias económicas vs servicio?

Por: Marcial Quintanar


Foto de Clark Tibbs en Unsplash


Las empresas han venido operando con la idea de que existen para obtener utilidades. Sin embargo, poco a poco nos hemos ido dando cuenta de la necesidad de ampliar nuestra mirada. Al parecer estamos en un proceso ascendente de toma de consciencia.


Para que funcione cualquier empresa necesita obtener ganancias, pero ésta es solo una parte de la ecuación. Las ganancias se obtienen cuando los clientes o beneficiarios encontramos que hay un verdadero interés en nosotros como personas.


Las empresas se están dando cuenta que necesitan una genuina cultura de servicio. En la que todos los integrantes estén sinceramente enfocados y comprometidos en la experiencia humana enriquecedora de aquellos a los que sirven.


El servicio es genuino o no lo es.


Para servir se requiere un descentramiento, es decir, salir de mí para buscar desinteresadamente el bien del otro. Implica madurez, ver por el bien de otro, salir de la búsqueda del interés particular para buscar el bien que nos beneficia a todos.


Aquí es donde las empresas se encuentran en una encrucijada. Por una parte, existe grabado en el inconsciente colectivo que la empresa existe para obtener ganancias. Hay un miedo compulsivo a perder, y un rechazo a todo lo que ponga en riesgo tales ganancias.


Por otra parte, se dan cuenta de la necesidad de lograr una cultura de servicio desinteresado. Saben que no pueden aspirar a sobrevivir sin que todos en la empresa se comprometan a salir de sí mismos para dar un servicio genuino de persona a persona.


Aquí está el reto para las empresas y la mejor manera de abordarlo es identificando el propósito superior de la organización. De esa manera salimos de esa visión egocéntrica, para comprender que existimos por una causa que nos inspira y brinda significado a nuestras vidas. Y que cuando lo hacemos, generamos abundantes beneficios para todos, en todos los órdenes, además de las ganancias económicas.


Es de vital importancia comprender que mientras no se desinstale la búsqueda de las ganancias como razón de ser de la empresa y se reemplace por un propósito superior, todos los esfuerzos para implantar una cultura de servicio que dé sentido y trascendencia a las personas y a la empresa difícilmente prosperarán.


Te recomiendo el libro de Agustín Jiménez “Organizaciones Brillantes”. Encontrarás valiosas pistas para ayudar a tu empresa a realizar esta transición.


#culturadeservicio #servicio #proposito #sentido

61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo