La creación de valor compartido

Del egosistema al ecosistema

Por: Erika Klinkert



Las empresas serán exitosas en los años venideros cuando los líderes comprendan la importancia del ecosistema y la trascendencia de incluir en su modelo de generación de valor compartido el triple impacto (económico, social y ambiental) para su sostenibilidad. Otto Scharmer y Katrin Kaufer en su libro “Liderar desde el futuro emergente” se preguntan ¿por qué creamos colectivamente unos resultados que nadie desea? Y aseguran que para responder a los retos de este siglo debemos actualizar nuestra lógica económica y nuestro sistema de funcionamiento, pasando de la economía de la destrucción a la economía de la creación y del egosistema (yo) en donde cada persona trabaja para su propio beneficio al ecosistema (nosotros) en donde el individuo trabaja para su beneficio, el de los seres que lo rodean y la protección del medio ambiente.


El paradigma enseñado por Milton Friedman en donde afirmó que “El único objetivo de la organización es generar lucro para sus accionistas”, sumergió a los líderes en el egosistemaque motiva a los negocios para que lucren a un solo grupo de interés (Los accionistas) y a que hagan lo que sea necesario para lograrlo, sin importar cómo lo consigan. Esto tiene gran similitud al juego que durante años ha estado en muchos hogares del mundo: “Monopolio”. En este juego se gana, cuando los demás jugadores son llevados a la bancarrota.


Las nuevas exigencias del mercado por el cambio climático, el agotamiento de los recursos, entre otros, invitan a que los líderes transformen el mensaje de Friedman hacia “El propósito de la organización es involucrar a sus grupos de interés en la creación de valor compartido y sostenido”. Para lograrlo es necesario trascender del egosistema al ecosistema y estar motivados por un propósito noble. El modelo de negocio debe ser revisado, ajustado o transformado con una propuesta de generación de valor compartido para que se asegure la sostenibilidad organizacional por su bienestar económico y la contribución a la sociedad y al medio ambiente. De esta manera los beneficios no sólo son para unos cuantos sino para el ecosistema.


Es por esto que la solución está en el despertar la consciencia de los seres humanos y muy especialmente de los líderes por su impacto en las organizaciones. En este nuevo paradigma, el líder deberá, desde la empatía, conocer su ecosistema y la forma en que lo impacta, identificar un problema que lo conmueva para mejorar o crear una nueva propuesta de generación de valor compartido y como resultado asegurar su sostenibilidad.


Einstein dice: “No podemos resolver problemas con el mismo tipo de pensar que los creó.” El nuevo caos mundial demanda un cambio del egosistema hacia el ecosistema, en donde los líderes deben reaprender y cuestionar sus modelos mentales para originar una cultura consciente que invite a que la organización funcione de una manera distinta a la tradicional. El líder consciente transforma el control, el poder, el egoísmo, entre otros, que caracterizan el egosistema, por la motivación, la enseñanza, la inspiración, la generosidad, la calma mental, entre otros, que caracterizan el ecosistema.


La nueva realidad mundial, invita al líder a reaprender, a descubrir conocimientos milenarios, reflexionar sobre ellos y aplicarlos a la vida diaria personal y profesional. Responder preguntas como ¿Qué es el ego? ¿Cómo la motivación de nuestras acciones pueden cambiar los resultados? ¿Cómo la semilla de la generosidad lleva a una cosecha próspera? Les ayudará a entender qué los hace felices y como consecuencia, cambiarán sus patrones de comportamiento y toma de decisiones que influenciarán el cambio organizacional requerido para enfrentar la realidad mundial y asegurar la perdurabilidad de la empresa.


Como dice Gandhi "Seamos el cambio que queremos ver en el mundo". Es necesario que todos los seres y muy especialmente los líderes despierten su consciencia para eliminar las barreras que impiden el cambio y así beneficiar la humanidad y pasar de la economía de la destrucción a la economía de la creación en donde el interés sea el valor compartido y sostenido.


#valor #valorcompartido #organizacionesbrillantes #organizacionesconproposito #empresasb #empresasconproposito #responsabilidadsocial #responsabilidadsocialcorporativa #sostenibilidad

111 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo